RONCOPATÍA
¿Qué es?
¿Cómo se diagnostica?
¿Cómo se trata?
  Catálogo de prestaciones de la Unidad de Estudio del Sueño

 

 

 
 
   
   
                    
   

C/ Valencia 2,1º,5ª - 08015 Barcelona. Tfno. 93 226 44 30

TELÉFONO CITACIONES (24 HORAS): 902 24 40 40 Home

Algunos documentos de esta web requieren disponer del software Adobe Reader, que puede descargarse gratuitamente pulsando en el icono adjunto

 
  ¿Qué es?
   
 

Roncar además de molesto y poco amable para el compañero/a de habitación es, sobre todo si se acompaña de apneas (a paradas respiratorias) durante el sueño, peligroso para la salud del roncador.

El ronquido es la antesala de la apnea y ambos suponen una dificultad al paso del aire durante el sueño, si el aire pasa con dificultad la oxigenación de la sangre disminuye. Cuando dichas dificultades son muchas y repetitivas, en concreto más de 10 por hora de sueño, se constituye el llamado Síndrome de Apnea durante el Sueño (SAS) cuya gravedad es proporcional al número de apneas y al grado de desoxigenación de la sangre. La repetición de dichos procesos hace que el sueño sea de mala calidad por lo que durante el día se acusa la ausencia de un sueño eficiente y se padece somnolencia diurna (es la causa de muchos accidentes de tráfico, de problemas en el trabajo, de disminución del rendimiento personal o de mala comunicación conyugal).

 
 
 
  ¿Cómo se diagnostica?
   
 

Se requiere, en general, dos baterías de pruebas clave, que pueden ampliarse a otras en función de cada caso en particular:

  1. La Prueba del Sueño o POLISOMNOGRAFÍA: que consiste en dormir de un modo natural (sin ninguna medicación) "espiado" por unos pequeños sensores que nos informan de todo lo necesario acerca del sueño del paciente, a saber: 1) de la profundidad o fases en las que está durmiendo el paciente, 3) de cuánto y como duerme el paciente, 3) de cómo respira, 4) de cuál es el grado de oxigenación que tiene en todo momento, 5) de los cambios posturales, 6) de sus movimientos, 7) de los latidos de su corazón, 8) del número e intensidad de sus despertares, 9) de sus ronquidos y de cualquier otra información que sea, en función del caso, añadir.

    Con esta técnica es posible definir, entre otras cosas, la cantidad, calidad y fases del sueño del paciente así como el tipo de apneas e hipopneas presentes (obstructivas, centrales o mixtas), su número y severidad o la existencia de otros eventos patológicos (como movimientos anómalos de las piernas) que pueda presentar durante el sueño.

    Si el recuento de apneas demuestra la presencia de 10 o más apneas e hipopneas por hora de sueño el caso se considera médicamente significativo, tanto en cuanto a partir de dicha cantidad el organismo se expone a riesgos que disminuyen la cantidad y calidad de su esperanza de vida. Por el contrario, si el número de apneas-hipopneas es menor de 10 por hora de sueño el cuadro se engloba en el grupo del Ronquido Simple que, aunque puede implicar en determinadas circunstancias riesgos para la salud del individuo (se ha asociado en casos, por ejemplo, de hipertensión arterial), su principal implicación es social tanto en cuanto genera disturbios, a veces graves, en la convivencia social o marital.

    Existen versiones simplificadas de esta prueba como la llamada Poligrafía Respiratoria, en la cual se obvia todo el control electroencefalogáfico, por lo que únicamente informa de los eventos respiratorios (apneas e hipopneas), de su repercusión en la oxigenación nocturna, de la postura en la que duerme el paciente y del nivel sonoro de sus ronquidos. Al ser más sencilla tiene la ventaja de una mayor comodidad para el paciente, pero solo informa de la situación ventilatoria nocturna sin pronunciarse sobre la situación de su Sistema Nervios Central. En cualquier caso será su médico de la Unidad de Estudios del Sueño el encargado de diseñar el sistema diagnóstico más adecuado para las circunstancias particulares de su caso.


  2. La identificación del lugar donde ocurren sus ronquidos y/o apneas, que denominamos DIAGNÓSTICO TOPOGRÁFICO DE LA OBSTRUCCIÓN DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS SUPERIORES. Sabiendo donde está la causa podremos aplicar el tratamiento más adecuado.


  3. Existen NORMATIVAS de ámbito nacional que especifican los procedimientos diagnósticos y terapéuticos mas adecuados.
 
 
¿Cómo se trata?
 

El especialista de la Unidad de Estudio del Sueño responsable de su caso ha de consensuar con usted, en función de la gravedad de su caso, de la estructura de sus vías respiratorias superiores, de sus condicionamientos médicos y físicos particulares, y de sus deseos personales la elección de la terapia más adecuada para su caso de entre tres alternativas fundamentales:

Las Unidades de Estudio del Sueño de alto nivel son capaces de integrar en su funcionamiento todas las opciones terapéuticas disponibles, para que usted pueda disponer "in situ" la más adecuada a su caso. Dichas opciones terapéuticas se concretizan en tres tipos de terapias:

  1. MEDIDAS DE HIGIENE DEL SUEÑO: adelgazar, modificar sus hábitos de vida, abandonar el tabaco (ver Gabinete de deshabituación Tabáquica) y el abuso alcohólico, reconducir sus hábitos de sueño etc.


  2. LA CPAP: (Del Inglés: Continuous Positive Airway Pressure, o Presión Continua Positiva de las Vías Aéreas). Consiste en la administración, a través de una mascarilla nasal, de aire a presión controlada suministrada por un aparato mecánico. Se trata de una alternativa muy eficaz tanto en cuanto dicho aparato, cuando está en funcionamiento, impide las paradas respiratorias. Ha de utilizarse cada noche, dado que en el momento en que se duerme sin él reaparecen las apneas y los problemas que ellas conllevan. Cada paciente necesita una presión particular y personal para solucionar sus apneas, encontrar dicha presión se denomina: "TITULAR LA CPAP",. Dicha titulación exige que el paciente duerma durante, al menos, una noche con la CPAP colocada hasta que se encuentra la presión eficaz en la resolución de su problema.


  3. LA CIRUGÍA SOBRE EL PALADAR Dado que habitualmente se localiza en el paladar el origen de la mayoría de los ronquidos y apneas, porque vibra ante el paso del aire como la membrana de un silbato, existe un abordaje quirúrgico diseñado para corregir dicha vibración anómala y ensanchar el paso aéreo, son las técnicas de RESECCIÓN PARCIAL DEL PALADAR y las UVULOPALATOFARINGOPLASTIAS. Dicha intervención podrá ser ofrecida y considera por su especialista si las características de su caso clínico y la estructura de sus Vías Respiratorias Superiores son los adecuados para el éxito de la intervención. Los avances tecnológicos de los que disponemos en nuestro centro nos permite, hoy en día, realizar dicha intervención, en los casos indicados, bajo anestesia local mediante el uso del LASER o la RADIOFRECUENCIA.

    En determinados casos, el origen del problema radica en alteraciones anatómicas a otros niveles, como pueden ser la Nariz, la Base de Lengua o la Laringe. En tales circunstancias ha de plantearse la posibilidad de la corrección de las anomalías detectadas.
 
 
POLISOMNOGRAFÍA
 

Para obtener todo el grado de información sobre su sueño necesario para diagnosticar con fiabilidad su problema (profundidad y fases del sueño, cantidad y calidad del sueño, respiración, oxigenación, cambios posturales, movimientos, latidos cardíacos, despertares, ronquidos, etc.) se necesita la obtención y análisis cuidadoso de una serie de señales fisiológícas, a saber:

  1. Actividad eléctrica del cerebro.
  2. Movimientos oculares.
  3. Actividad muscular.
  4. Latidos cardíacos.
  5. Movimientos y esfuerzo respiratorios.
  6. Flujo aéreo.
  7. Oxigenación sanguínea continua (pulsioximetría).
  8. Ronquidos.

Todas ellas constituyen la Polisomnografía Completa o Standard (ver ejemplos 1, 2, 3).

Cuando se consideran las cinco últimas señales fisiológicas de la lista arriba mencionada se configura la llamada Poligrafía Respiratoria (ejemplo 4).

Ejemplo 1.

Polisomnografía completa normal (procedente de un paciente con Síndrome de Apneas Obstructivas del Sueño tratado mediante cirugía: Uvulopalatofaringoplastia).

Polisomnografia Ejemplo 1

Ejemplo 2.

Polisomnografía completa patológica (procedente de un paciente con Síndrome de Apneas Obstructivas del Sueño de carácter severo). Candidato a tratamiento con CPAP.

Polisomnografia Ejemplo 2

Ejemplo 3.

Polisomnografía completa patológica (procedente de un paciente afecto de Síndrome de Apneas Obstructivas del Sueño de carácter severo). Obsérvese cómo se recupera la oxigenación (saturación de oxígeno) cuando el paciente se despierta durante la noche.

Polisomnografia Ejemplo 3

Ejemplo 4.

Poligrafía respiratoria patológica procedente de un paciente afecto de Síndrome de Apneas Obstructivas del Sueño de carácter severo.

Polisomnografia Ejemplo 4

 
 
DIAGNÓSTICO TOPOGRÁFICO DE LA OBSTRUCCIÓN DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS SUPERIORES
 

Bajo este epígrafe se engloba el protocolo diagnóstico que permite la identificación de lugar, o lugares, de la Vías Respiratorias Superiores donde ocurre su colapso durante el sueño: Se trata de un punto clave en el diseño de la estrategia terapéutica, tanto en cuanto el nivel y tipo de las alteraciones anatómicas presentes en las Vías Respiratorias Superiores de las pacientes es, junto con la severidad y condicionantes clínicos del caso, determinante para la selección del tipo de terapia más adecuado.

Gracias a los avances de las técnicas endoscópicas y radiográficas es posible obtener excelentes especificaciones y documentaciones de la estructura de las Vías Respiratorias Superiores de las pacientes.

Trabajos que hemos desarrollado al respecto, algunos de ellos pioneros en su campo y disponibles en la literatura médica, aportan más datos para el interesado, a saber (ver también: CURRICULUM VITAE):

  • O. Biurrun. Topographic Diagnosis in Obstructive Sleep Apnea Syndrome. International Conference on Respiratory Sleep Disorders. Roma, Italia, 23-26 de enero, 1991.

  • O. Biurrun. Effectiveness of Surgery in the Treatment of Obstructive Sleep Apnea Syndrome. In: G. Motta, ed. The New Frontiers of Oto-Rhino-Laryngology in Europe. 10 ed. Vol 2. Bologna: Monduzzi Editore, 1992:343-347.

Para comprender la dinámica de su desarrollo nada mejor que un ejemplo extraído de nuestra actividad profesional cotidiana.

Diagnostico Topografico

 
 
MEDIDAS DE HIGIENE DEL SUEÑO
 

El sueño es una necesidad fisiológica imprescindible para la vida. Pero, como en casi todas las funciones primarias del ser humano, su desarrollo efectivo lleva implícito un componente importante de aprendizaje de hábitos que ha de ir configurándose a lo largo de la evolución de la persona. Es cierto que el estilo de vida actual no favorece una correcta implantación de hábitos de sueño saludables, por ello resulta útil conocer las recomendaciones de los especialistas en trastornos de sueño para mejorara y reconducir los hábitos de sueño con el objetivo de lograr el mejor descanso de los posibles.

1. La primera recomendación es de carácter general: llevar un estilo de vida saludable, con abstención del hábito de fumar (ver también Gabinete de Deshabituación Tabáquica), evitar la ingesta excesiva de alcohol, evitar el sedentarismo y la obesidad, practicar deporte regularmente (es mejor hacer deporte por la mañana o, al menos, tres horas antes de ir a dormir, dado que se corre el riesgo de una sobrextimulación por el deporte que dificulte conciliar el sueño), controlar el stress etc.

2. En la mañana: Despierte a la misma hora todos los días.

3. Trate de tomar té, café, chocolate o refrescos con cafeína después de las cinco de la tarde dado que son excitantes y pueden dificultar el sueño.

4. Si, a pesar de todo, usted es fumador, no fume antes de ir a la cama, dado que éste es, también, estimulante, y causa, además, pesadillas. Sufrir de insomnio es una razón más para dejar de fumar.

5. Finalice su trabajo y comience a relajarse antes de la hora de dormir. Es recomendable disfrutar con una actividad relajante antes de ir a la cama.

6. Cene ligero (las frutas y verduras son una buena alternativa), pero no se vaya a la cama con hambre dado que este hecho, también, es causa de despertar. No beba demasiada agua para evitar tener que levantarse a orinar.

7. Es importante mantener un horario regular para dormir y estar despierto: nuestro "reloj circadiano" y la necesidad de equilibrar las horas de sueño rigen nuestro ciclo sueño-vigilia. Una pauta rutinaria ayuda a nuestro cuerpo a sintonizar mejor. Por ello se recomienda acostarse y levantarse, aún en fin de semana, a la misma hora.

8. Use rituales relajantes al momento de ir a dormir. ¿Qué tal un baño caliente, leer o escuchar música suave?.

9. Ver la televisión antes de acostarse puede excitarle y alterarle el sueño.

10. Si el stress le supera, sepa que existen actividades que abordan su control y que pueden ayudarle, como el yoga, técnicas de relajación, psicoterapia, homeopatía etc.

11. Cuide el ambiente de su habitación, con la temperatura, luz y nivel sonoro adecuado. La mayoría de la gente duerme mejor con un ambiente fresco.

12. Instruya a su pareja en la necesidad de no interrumpirle el sueño, o los momentos previos a él, con comentarios que, a buen seguro, podrán abordarse a la mañana siguiente.

13. Asocie su cama sólo con el sueño y el sexo y no se lleve a la cama preocupaciones ni asuntos por resolver. Utilizar su cama sólo para dormir y tener relaciones sexuales fortalece la asociación y condicionamiento psicológico entre la cama y el sueño.

SI A PESAR DE TODO USTED TIENE DIFICULTAD PARA DORMIR:

1. No mire el reloj, así evitará ponerse nervioso por el paso del tiempo.

2. Limite el tiempo en cama y sólo se acueste si está cansado. Ir a la cama sin sueño no le ayudará a dormir.

3. Si en 30 minutos no se ha dormido es mejor levantarse y hacer una actividad relajante y volver a intentarlo que dar vueltas inútilmente por la cama.

4. Si le preocupa algo que tiene que hacer, es mejor apuntarlo en una libreta de "cosas para hacer mañana" que rumiar acerca de ello en un momento en el que nada puede hacer para resolverlo

5. Si se despierta a media noche y no puede conciliar el sueño otra vez, no se obligue en insistir por más de media hora y siga la recomendación del punto 3.

6. La siesta ni es buena ni es mala, pero es mejor tomarla sólo si se necesita y no mayor de 30 minutos.

7. Si a pesar de todo siguen sus problemas, consulte con su médico especialista en trastornos del sueño integrado en una Unidad de Estudio del Sueño.

 
 
LA CPAP
 

La alternativa terapéutica CPAP consiste en el suministro de aire a una presión controlada presión a través de la nariz, para producir una cierta expansión de las vías aéreas superiores y evitar que éstas se colapsen durante el sueño, con lo que se evita la aparición de apneas. Por ello, consta de dos elementos mecánicos: 1) La mascarilla, que vehiculiza el aire a las vías respiratorias y, 2) El aparato neumático (bomba de aire), que es el encargado de producir y gestionar dicha corriente de aire; dentro de este grupo se puede distinguir los modelos automáticos (que adaptan la presión de aire a cada circunstancia y momento) y los modelos con presión fija (que ya viene determinada en función de la titulación que haya hecho su médico Especialista en Trastornos del Sueño.)

Tanto en uno como en otro grupo de elementos, existen diferentes modelos, tipo y tecnologías implicadas por lo que, siguiendo las indicaciones de su médico especialista en trastornos del sueño, es posible diseñar el sistema más adecuado para cada caso en particular. Desde esta perspectiva, también se puede afirmar que si usted es ya usuario de CPAP y, por algún motivo, no acaba de adaptarse a su sistema nunca está de más consultar con un medico Especialista en Trastornos del Sueño dado que es muy probable que pueda encontrar la estrategia más adecuada para mejorar sustancialmente su adaptación a la CPAP, reduciendo considerablemente las molestias inherentes a la misma.

Para ayudarle en este menester adjuntamos un decálogo de aclaraciones y repuestas a las inquietudes y preguntas que más frecuentemente nos realizan los pacientes usuarios de CPAP.

1. El periodo de adaptación a la CPAP varía, en termino medio, de 2 a 4 semanas. Pero, determinadas personas pueden tardar más. No dude en consultar con su médico especialista si pasado este período no consigue adaptarse.

2. Una vez a conseguido un uso adecuado de la CPAP la mejoría de los síntomas es, prácticamente, inmediata.

3. Es recomendable que use su CPAP todas las noches.

4. Si su CPAP no es del tipo automático (que se adapta por sí misma a las necesidades de presión de cada momento), es posible que sea necesario variar la presión de aire programada, así si ésta le resulta intolerablemente alta puede ser necesaria su reducción, lo cual también puede ocurrir si ha experimentado alguna pérdida de peso. Por el contrario, si vuelve a tener somnolencia diurna o vuelven a oírse ronquidos o se ha engordado puede ser necesario revisar la presión al alza. Por ello, es imprescindible que se revise usted y su máquina periódicamente por los especialistas de su Unidad de estudio del sueño.

5. Es posible que durante el uso de su CPAP se presente síntomas de irritación nasal como estornudos, sequedad, mucosidad, insuficiencia ventilatoria nasal etc. No dude en consultar con su especialista en Otorrinolaringología, dado que la mayoría de dichos problemas tienen fácil solución. Además, existe todo una serie de complementos destinados a solucionar los caso más rebeldes (humidificadores, humidificadores-calentadores etc).

6. Es necesario que el aire de la CPAP no se escape por la boca. Ni nota que se le escapa por la boca, consulte con su Especialista en Trastornos del Sueño dado que esto interfiere con la eficacia del tratamiento; él sabrá como ayudarle.

7. Si tienen una infección nasal, sinusal, en oído medio o en las vías respiratorias superiores es necesario consultar con su Especialista en Otorrinolaringología dado que dichas infecciones es necesario curarlas antes de continuar con la CPAP para evitar complicaciones mayores.

8. Si viaja muy a menudo, es necesario que se acostumbre a llevar su CPAP, dado que si no la utiliza su Síndrome de Apneas del Sueño reaparece. Hoy en día existen modelos compactos de peso y tamaño mínimo muy adecuados para las personas que han de viajar con frecuencia. Consulte con su Especialista en Trastornos del Sueño, él le asesorará al respecto. Si, por cualquier motivo, espera estar en alguna situación en la que será previsible el abandono de la CPAP durante algún tiempo, no olvide consultar con su médico Especialista para encontrar la mejor estrategia vicariante posible.

9. No haga "bricolage" con su CPAP. Cada modificación no controlada por un especialista puede interferir en el rendimiento terapéutico del sistema.

10. Recuerde que su CPAP, cuando está bien adaptada y funciona eficazmente, revierte los síntomas del Síndrome de Apneas del Sueño: se deja de roncar, se controla la somnolencia diurna, se recupera el vigor y energía vital, se mejora el control de la hipertensión arterial (caso de darse esta circunstancia), se controla la nicturia (necesidad de levantarse a orinar por la noche), síntomas que vuelven cuando se deja de utilizar la CPAP. Este pensamiento le ayudará a aceptar la incomodidad inicial que el uso de la CPAP, como todo aparato mecánico, conlleva.

 
 
LA CIRUGÍA SOBRE EL PALADAR
 

Dado que la zona más frecuentemente implicada en la génesis de los ronquidos y Apneas-Hipopneas obstructivas es la zona del paladar blando, el cual es de mayor tamaño (por infiltración grasas) o más flácido que en sujetos sin ronquidos ni apneas, se ha diseñado un abordaje quirúrgico (Resección Parcial del Paladar. Uvulopalatofaringoplastia) encaminado a normalizar ese paladar excesivamente gordo o flácido que "vibra como la membrana de un silbato" generando los ronquidos y dificultades al flujo aéreo.

Se trata de técnicas quirúrgicas técnicamente sencillas que eliminan el exceso de tejido, fundamentalmente graso, presente en los paladares de los pacientes roncadores. Son técnicas comparable a la amigdalectomía, en lo que respecta al tiempo de intervención, riesgos teóricos y complejidad técnica y que, en determinados casos, pueden realizarse bajo anestesia local mediante el concurso del LASER y/o la RADIOFRECUENCIA.

Cierto número de pacientes pueden presentar, además, otro tipo de alteraciones anatómicas implicadas en la génesis o severidad del proceso como es el caso de la presencia de hipertrofia adenoidea y/o amigdalar (especialmente en niños), pólipos nasales, tumoraciones, deformidades, obstrucciones nasales por dismorfias septales o hipertrofias de cornetes etc, que pueden ser corregidas quirúrgicamente y cuyo grado de implicación en su caso particular, así como la idoneidad de su corrección, ha de ser cuidadosamente valorado por su especialista de su Unidad de Estudios del Sueño. La utilización de técnicas de LASER o de RADIOFRECUENCIA-COBLACIÓN está posibilitando que ciertas intervenciones que antes requerían anestesia general puedan ser realizados bajo anestesia local, con la consiguiente disminución de riesgos y molestias para el paciente.

Como toda técnica quirúrgica, su efectividad está en función de la severidad del cuadro, de los condicionantes personales de cada paciente y del nivel y grado de alteraciones anatómicas presentes en cada caso particular, por lo que se impone una práctica selectiva de dichos procesos, teniendo en cuenta que el síntoma ronquido es el más sensible a los efectos de la cirugía. El análisis de su caso particular por su especialista de su Unidad de Estudios del Sueño indicará la conducta terapéutica a seguir.

 
   
  LASER
   
 
El láser constituye una forma de energía luminosa perteneciente al espectro de los infrarrojos (10600 nm) que, desde el punto de vista físico, presenta un rango de longitud de onda muy estrecho y definido, con los fotones ordenados en fase, tanto en el espacio como en el tiempo. Según el sistema que se utilice para la producción del mencionado haz de energía luminosa se distinguen diversos tipo de láser con utilidades particulares y definidas en función de las características físicas del mismo.


En Otorrinolaringología el tipo de láser más utilizado es el de CO2, si bien existen otras clases, como el láser YAG (ambos disponibles en nuestro Centro), para su uso en indicaciones determinadas.

El mecanismo de acción del láser radica en que la energía suministrada por él es absorbida por el agua de los tejidos, donde libera su potencial calorífico, produciendo un efecto de corte y/o de coagulación. Su gran ventaja, que le hace idóneo para su uso en Otorrinolaringología, radica en la precisión del corte producido, en su capacidad de reducir el sangrado tanto en cuanto coagula los pequeños vaso (efecto hemostático) a la vez que corta el tejido deseado y en que, gracias a todo ello, se reduce a mínimos la reacción de los tejidos corporales al traumatismo que toda cirugía supone Presenta, además, otra ventaja añadida muy apreciada por los Otorrinolaringologos (que trabajamos en cavidades anatómicas muy estrechas) como es el hecho de que es posible ejercer acciones de corte o coagulación a distancia sin necesidad de introducir elemento mecánico alguno tanto en cuanto como luz que es el láser, con solo apuntar el haz luminoso al objetivo de nuestra acción se consigue el efecto deseado. A todo ello se une la posibilidad de ejercer un control absoluto sobre la profundidad de corte y la rapidez que imprime al proceso, lo que permite acortar los tiempo quirúrgicos y, por lo tanto, los tiempos de anestesia.

Su utilidad abarca la práctica totalidad de la especialidad de ORL, si bien resulta especialmente apreciado para la extirpación de lesiones benignas o malignas, para la coagulación de formaciones vasculares y para la reducción volumétrica de tejidos hipertróficos, con lo que se evitan extirpaciones mayores y más traumáticas.

 
 
   
  RADIOFRECUENCIA-COBLACIÓN
   
 

Por radiofrecuencia se entiende cualquier frecuencia entre un sonido audible y el espacio de infrarrojos del espectro electromagnético, que se ubica nominalmente entre los 10 KHz y los 1000000 mHz. Podemos considerar que la radiofrecuencia es el último escalón, posterior al láser, en la lucha por minimizar al máximo el nivel de agresión que padecen los tejidos corporales al ser intervenidos. Esto es así, tanto en cuanto la radiofrecuencia permite obtener sus efectos a un rango de temperatura de 40-70º C, mientras que le láser supera los 100º C (que es el punto de ebullición del agua), y el bisturí eléctrico clásico (el Bovie Monopolar) puede alcanzar los 300º C (ver figura 1).

Existen varias formas de utilizar en medicina la radiofrecuencia, que pueden ser clasificadas en dos: 1) como forma de energía de corte y coagulación directa (similar a la luz del láser o a la electricidad del Bovie) y 2) de modo indirecto: radiofrecuencia se utiliza para producir plasma (que es gas ionizado) , de modo que las partículas cargadas que lleva el plasma se encarguen de desintegrar el tejido subyacente. Es la llamada coblación. En nuestro servicio hemos elegido esta segunda modalidad tanto en cuanto es el que permite obtener su efecto a una menor temperatura siendo, por la tanto, la manera más benévola y conservadora disponible hoy en día de tratar quirúrgicamente los tejidos.

En todas las formas de utilización de radiofrecuencia es necesario utilizar terminales específicas y adecuados a cada indicación.


La coblación opera a 100 KHz, es, por lo tanto, un forma de sonido, mientras que el Láser es una forma de luz. La primera opera a una temperatura de 40-70º C, por lo que permite, además, realizar intervenciones bajo anestesia local que antes se tenían que realizar bajo anestesia general: así, hoy es posible realizar bajo anestesia local una eficaz reducción volumétrica de los cornetes nasales, o tratar los ronquidos también bajo anestesia local, o evitar la extirpación de amígdalas hipertróficas al permitir la reducción de su volumen.

INDICACIONES DE LA COBLACIÓN.

  1. Reducción volumétrica de los cornetes nasales bajo anestesia local.
  2. Tratamiento de los ronquidos bajo anestesia local.
  3. Reducción volumétrica de las amígdalas hipertróficas, sin extirpación amigdalar. De esta manera es posible solucionar los problemas derivados de la hipertrofia amigdalar (ronquidos, apneas del sueño, trastornos deglutorios como la deglución atípica), problemas en el desarrollo dentario y facial, problemas en la articulación de sonidos etc. Todo ello, conservando el órgano y la función de las amígdalas.
  4. Reducción volumétrica de amígdala lingual.
  5. Resección de formaciones exofíticas.
  6. En cirugía ORL, para disminuir al máximo la agresión sobre los tejidos.

COBLACIÓN VERSUS LASER.

En base a todo lo dicho es posible pensar que la radiofrecuencia es el sustituto del láser, pero en ningún modo es así. Son opciones complementarias y cada una aporta soluciones que la otra no hace. Por ello, la articulación en centros de alta cualificación de la infraestructura que permite la disponibilidad ambas alternativas terapéuticas, es la mejor manera de abarcar todas las opciones posibles de optimización y mejora de las condiciones quirúrgicas.

Así, mientras que las indicaciones de la coblación son las mencionadas y permite realizar tratamientos muy conservadores, delicados y respetuosos con el organismo, el hecho de que requiera de un terminal específico de unos 13 mm para el uso y la producción de la radiofrecuencia limita su utilización en circunstancias como la microcirugía laríngea, donde, en función del escaso espacio anatómico disponible, el láser continúa siendo insustituible dado que sólo requiere el espacio que ocupa un rayo de luz y actúa a la distancia requerida que es, a veces, difícil de alcanzar con medios mecánicos.

Perfilar las ventajas e inconvenientes de ambas opciones, así como de la cirugía convencional y de la terapéutica en general requiere de un auténtico libro de texto.

Por ello es, en última instancia, el médico especialista responsable de su caso el que le aconsejará, caso de que usted así lo desee, acerca de cuál es la opción más favorable, eficaz y eficiente para su situación y circunstancia médica particular. 

Figura 1
 

Escala de temperaturas producidas en los tejidos por la acción de la Coblación (coblator) versus la acción del Bobie monopolar (bisturí eléctrico).

Obsérvese cómo el coblator mantiene baja la temperatura de los tejidos, mientras que el bovie alcanza los 300ºC.

Ello se traduce, recuadro e inferiores, en la génesis de quemadura en el caso del bovie y de preservación tisular en el caso del coblator.

   
     
Figura 2
 

Unidad de radiofrecuencia por coblación.

     
     
                     Figura 3
 

Reducción del volumen amigdalar con coblación en un caso de amígdalas hipertróficas, sin extirpación de las mismas.

     
     
Figura 4
 

Tratamiento de la hipertrófica obstructiva de cornetes con coblación. Se realiza una tunelización por el interior del cornete sin lesionar la mucosa (piel que lo recubre) dado que tan sólo se produce un pinchacito por donde se introduce el terminal. Tras el suministro de la radiofrecuencia se produce una paulatina reducción del volumen de los cornetes, obteniéndose una buena respiración nasal. Esta intervención puede realizarse bajo anestesia local.

     
     
                                  Figura 5
 

Tratamiento del ronquido simple de origen palatino con coblación. De modo análogo al caso de la hipertrofia de cornetes, se realiza tunelización por el interior del paladar (que al ser hipertrófico, obstruye el paso aéreo y genera el ronquido) sin lesionar la mucosa (piel que recubre el paladar) dado que tan sólo se produce un pinchacito por donde se introduce el terminal. Tras el suministro de la radiofrecuencia se produce una paulatina reducción del volumen del paladar que permite un paso libre de aire, con lo que se evitan los ronquidos. Esta intervención puede realizarse bajo anestesia local.

     
 
 
 
CATALOGO DE PRESTACIONES DE LA UNIDAD DE ESTUDIO DEL SUEÑO EN EL DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA RONCOPATIA CRÓNICA, SINDROME DE APNEAS DURANTE EL SUEÑO Y DEMÁS TRASTORNOS DEL SUEÑO
 

  • Diagnóstico de los trastornos del Sueño: Polisomnografía completa domiciliaria y supervisada (hospitalaria), tanto infantil como adultos. Posibilidad de realizar en una única sesión (Split-Night) el diagnóstico de una eventual Síndrome de Apneas durante el Sueño y la titulación de CPAP, caso de estar indicada (optimización de recursos). Poligrafía respiratoria tanto domiciliaria como supervisada, infantil y adultos.

  • Diagnóstico topográfico de la Obstrucción de las Vías Respiratorias Superiores durante la vigilia: Técnicas videoendoscópicas.

  • Puesta en marcha de la cefalometría y diagnóstico cefalométrico de la estructura de las Vías Respiratorias Superiores.

  • Diagnóstico de la Obstrucción de la Vías Respiratorias Superiores durante el sueño y del Síndrome de Hiperesistencia de las Vías Respiratorias Superiores: Técnicas de Medición de Presiones Diferenciales durante el Sueño.

  • Selección de candidatos a tratamiento quirúrgico versus CPAP/BIPAP.

  • Selección y adaptación del tratamiento conservador CPAP y BIPAP. Soporte técnico a dicha modalidad terapéutica: reparación y mantenimiento de CPAP, adaptación de mascarillas nasales.

  • Soporte para la valoración de la efectividad y eficiencia del tratamiento con CPAP y BIPAP.

  • Tratamiento y Valoración quirúrgica de la Roncopatía Crónica, Síndrome de Hiperesistencia de las Vías Respiratorias Superiores y Síndrome de Apneas Obstructivas durante el Sueño:

    • Uvulopalatofaringoplastia.
    • Cirugía Rinológica: Septoplastias, septorrinoplastias, cirugía de los cornetes.
    • Cirugía de Suspensión Hioidea.
    • Cirugía de Adelantamiento Geniogloso.
    • Cirugía de Adelantamiento Máxilo- Mandibular.
    • Cirugía Faríngea Multinivel.

  • Soporte para la valoración de la efectividad y eficiencia de otros tratamientos: tratamiento dietético, prótesis dentales etc.

  • Incorporación de la nueva tecnología aplicada a la Roncopatía Crónica y el Síndrome de Apneas durante el Sueño: Láser y Radiofrecuencia

  • Estudio, diagnóstico y tratamiento del resto de trastornos del sueño: narcolepsia, insomnios, hipersomnias, disomnias, parasomnias y resto de trastornos del sueño descritos hasta la actualidad (Internationa Classification of Sleep Disorders 2000).

  • Publicaciones científicas: garantía de calidad y de nivel científico del trabajo realizado.

  • Posibilidad de organizar cursos, charlas, conferencias sobre el tema, etc.